Si cantas llevándote el compás, podrás asegurar la métrica de tus letras.